Trabajar con Buscadores

En la Web existen dos tipos de buscadores: motores de búsqueda y directorios temáticos.

Motores de Búsqueda

Básicamente, los motores de búsqueda (search engines, SE) son bases de datos gigantescas que contienen información sobre el contenido de los sitios que integran la Web. El motor de búsqueda más popular, Google, tení­a indexados, hasta septiembre 2005, más de 8.100 millones de sitios web. Cuando se introduce una frase o palabra, el motor busca en su base de datos y devuelve resultados en un orden que está determinado únicamente por su propio algoritmo.

Es importante comprender que lo que nos devuelve el motor de búsqueda es un listado de enlaces o links con páginas en las que se menciona la palabra o frase acerca de la cual le consultamos. No es conocimiento, sino información, ya que no tiene articulación, orden ni jerarquí­as de ningún tipo respecto al contenido.

Por otra parte, la cantidad de información que incluye ese listado, normalmente es tan grande que resulta imposible de metabolizar.

Pensado en términos de analógicos, serí­a como si nos devolviera cientos de páginas sueltas de otros tantos libros, todos diferentes entre si, correspondientes a diversas especialidades, ediciones, niveles, antigüedades, etc. y nos dijera: En todas estas páginas figura la palabra que estás buscando.

Directorios Temáticos

Los directorios temáticos, también son bases de datos, pero se encuentran organizadas por contenidos. Aunque técnicamente el producto de la búsqueda en un directorio temático no es conocimiento, tampoco puede decirse que es información solamente. En el resultado obtenido están presentes varios criterios de organización que tienen que ver con el contenido del que se trata y por lo tanto le agregan valor articular.

La experiencia parece indicar que ninguno de los dos métodos por si sólos es suficiente para ofrecer información que devenga rápidamente en conocimiento. Esta es, entre otras, la razón que ha llevado a la empresa Google, desde hace unos años, a intentar un camino combinado en donde la indexación se hace por una parte a través de los robots de búsqueda (llamados spiders) que patrullan la Web todo el tiempo recabando información y por la otra una red humana diseminada por todo el planeta que trabaja en la construcción de directorios temáticos.

Ver además: Ayuda de Google para buscar en la Web –  Centros de asistencia de Google

3 comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *